APEDE: El futuro energético del país esta en las adecuaciones del marco regulatorio y en la generación de energía verde impulsada por el viento y el sol.

Con el propósito de analizar los aciertos y desaciertos del desarrollo del mercado eléctrico nacional, APEDE realizó su séptimo foro de energía titulado “Transición hacia una nueva era energética” al tomar en cuenta la revolución de los mercados energéticos a nivel global, lo que hace imprescindible que Panamá determine propuestas y adecuaciones, principalmente de orden regulatorio, que incluyan las nuevas tendencias para la matriz energética nacional.

Actualmente, la demanda de energía en Panamá es aproximadamente 1,620 megavatios versus una capacidad de generación total del país es de 3,000 megavatios. Por lo que a corto plazo no se deben vislumbrar riesgos de falta de energía, por lo menos en los próximos tres años; sin embargo, para los años subsiguientes y al considerar que Panamá requiere seguir su crecimiento, es prioritario que se enfoquen las estrategias para atraer más inversiones en el sector de generación, para que esto sea sostenible a largo plazo.

Para Héctor Cotes, presidente de APEDE el sector energético enfrenta al desafío de mantener un sistema que en todos sus componentes sea confiables, sostenibles a largo plazo y accesibles para todos, al reflejar precios competitivos para el consumidor final. Además, enfatizó que el sector energético es un factor importante en la actividad económica puesto que impulsa el crecimiento de otros sectores como: la construcción, el comercio, la industria y muchos otros más.

“El futuro de la seguridad energética debe estar fundamentada en la generación de energía verde con un porcentaje mayor de participación, impulsada por el viento y el sol. También se hace es necesario que evaluemos si caminamos en la dirección acordada en ese plan energético nacional, para que las inversiones vayan en esa dirección, pues en la actualidad ya es por todos conocido que existe un retraso en las inversiones de transmisión, al darse la entrada tardía de la tercera línea de transmisión y el inicio de la cuarta línea, lo que ha representado costos a ETESA y a los generadores por más de $300 millones de dólares; el modelo actual de ETESA requiere ser mejorado y actualizado para que no afecte las inversiones que se requieren en todo el sistema”, destacó Cotes.

La principal conclusión del séptimo foro de energía de APEDE, para afrontar los nuevos retos, es que se deben realizar las adecuaciones al marco regulatorio del sector energético.

Igualmente, se propuso que el sector privado impulse estos cambios y se sienten las bases de la manera más fluida para ese proceso.

En este sentido APEDE hizo un llamado, a las entidades gubernamentales que tienen que ver con el sector energético, para trabajar juntos y se genere el cambio en el marco regulatorio que es necesario para el desarrollo de este sector de la economía.

Otras de las conclusiones es que el futuro de sector energético debe ir más hacia las energías renovables y depender lo menos posible de los combustibles fósiles.

Cabe destacar que la exposición magistral estuvo a cargo de Tonci Backovic Chief Energy Specialist del IFC, quien expuso sobre “La Red del Futuro: Redefiniendo nuestra relación con la energía a través de tecnologías disruptivas” y recomendó tomar en cuenta los siguientes aspectos: Las energías renovables llegaron para quedarse y pronto van competir con el gas y carbón; que la batería y el solar son dinamita, en el tema energético la red es el obstáculo más grande; la digitalización del sector eléctrico es indispensable, también que aquellas empresas que venden electrones y no piensan en el servicio al cliente estarán fuera del negocio; y finalmente que las empresas de energía tienen que estar cerca del sector privado.

Otros de los expertos del foro fueron: Esteban Bermúdez, coordinador de Movilidad Eléctrica en Latinoamérica (MOVE) ONU Medio ambiente, que disertó sobre los “Avances de Movilidad Eléctrica en la Región”; James Walker, gerente de proyectos McKinsey & Company que habló sobre el tema “Renovables, almacenamiento y análisis de escenarios país según la matriz energética futura”; también Fernando Cubillos, líder de BID Invest, con el tema “Retrospectiva de los 20 años del Mercado Eléctrico panameño y perspectivas a futuro” y del secretario nacional de energía, Víctor Carlos Urrutia, quien expuso sobre “Una nueva perspectiva del sector eléctrico”.

Se desarrollaron los paneles: “Experiencia de Colombia en el desarrollo de la Movilidad Eléctrica” con: Simón Pérez Arango, líder de la unidad de Movilidad Eléctrica de Celsia; Eduardo López, gerente general de Panamá y Centroamérica BYD; Lic. José Fernando Isaza, líder del Programa de Movilidad Eléctrica de Grupo EPM; y el del “Impacto de la transformación del sector: Nuevos desarrollos y modelos de negocios”, con los panelistas: Esteban Barrientos Moreno, presidente ejecutivo ENSA; Ricardo Barranco, regional manager Gas Natural Fenosa y Miguel Bolinaga, country manager de AES Panamá.

Finalmente se realizó el panel de expertos sobre el “El Futuro No Espera: Retos a enfrentar con: Rafael Jaén, presidente RJW Consulting; Percy Garrido, Director Comercial de Enel Fortuna y Carlota Cagigas, Gerente General de Ideal Panamá.