APEDE se pronuncia sobre las tarifas eléctricas vigentes de julio a diciembre de 2018 anunciadas por la ASEP.

El aumento en la tarifa eléctrica para el periodo de julio a diciembre de 2018 sí impacta directamente al 25% de los clientes, que son los que consumen más de 300 kwh al mes, en este grupo se encuentran los comercios y el sector industrial. Por lo tanto, ese ajuste promedio de 8.4% sí afectará los costos de producción y comercialización de las empresas que pudieran reflejarse en los precios finales de productos y servicios al consumidor.

El ajuste en la tarifa tiene un componente de combustible, que perjudica por tener más de un tercio de la matriz energética basada en generación térmica y el otro componente son los costos adicionales, debido a retrasos en la tercera línea de transmisión a cargo de ETESA. Es decir, que las deficiencias en la transmisión se han traspasado al usuario final, por lo que debemos reflexionar como país, sobre el modelo de gestión de ETESA que queremos y necesitamos.

En estos momentos, este es uno de los Anteproyectos de Ley que está pendiente de discutirse en la Asamblea Nacional, por lo que le hacemos un llamado, para que propicie el espacio, dentro de este periodo, al debate de ideas, dado que los panameños nos merecemos un servicio eléctrico de transmisión lo más profesional y técnico posible, alejado de los vaivenes políticos.

Descargar aquí: