Junio 2018 – Inundaciones en la ciudad capital dejan cuantiosas pérdidas económicas al sector privado

Durante la reunión mensual de APEDE se desarrollo el tema de la nueva economía baja en emisiones de carbono. La misma contó con la participación del Ministro de Ambiente, Emilio Sempris, Jessica Young en representación del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y Federica Bietta, directora ejecutiva de la coalición para Naciones con Bosques Tropicales y, quienes nos compartieron el interesante tema: La Nueva Economía Global Baja en Emisiones de Carbono: Oportunidades de Inversión y Financiamiento Climático.

Héctor Cotes, presidente de APEDE hizo énfasis en el tema de las inundaciones que ha sufrido la ciudad capital en las últimas semanas, situación que se han vuelto recurrentes cada vez que llueve.

En este sentido, Cotes hizo llamado a las autoridades para que unan esfuerzos y preparemos para mitigar estos impactos, al mismo tiempo que abordamos las opciones de adaptación ante las nuevas realidades que estamos viviendo en condiciones de vulnerabilidad ante el cambio climático.

“Todo parece indicar que esta situación no solo se da en las áreas donde regularmente ocurría, sino que ahora otros lugares de la capital sufren los embates de la naturaleza, la mala planificación y falta de drenajes pluviales, como la inconsciencia de la mala disposición de la basura. Hay miles de dólares en pérdidas se registran producto de la falta de drenajes, cunetas obstruidas, obstrucción por basura y desechos y por supuestos trabajos de construcción que no han concluido; por esto es necesario que tanto autoridades, empresarios y comunidad busquemos una solución a este tema”, explicó Cotes.

Cabe destacar que los patrones de precipitación o lluvias han cambiado dramáticamente, producto, precisamente del cambio climático, tema de nuestro foro de esta tarde, y esto debe llamar a la reflexión, pues ahora los tiempos de lluvia pueden ser cortos, sin embargo, la cantidad de lluvia que cae en los suelos es mayor. Solo el fin de semana pasado llovió 47 mililitros de agua en una hora, que según estadísticas de ETESA es demasiada agua.

Este confirma que a periodos más prolongados puede llover mucho más, pues los expertos pronostican que las precipitaciones se intensificarán para los meses siguientes y que corresponden a los meses de mayor actividad lluviosa.

El empresario destacó que esto debe encender nuestras alarmas, porque a todos nos afectan las inundaciones y esto es solo una pequeña muestra del desafío económico, ambiental y social que representa el cambio climático para el desarrollo, el crecimiento económico, la competitividad y la estabilidad de todos los sectores de la sociedad.

Además, resaltó que el sector privado no puede sustraerse de la realidad nacional y de los cambios en el mundo. “Como comunidad empresarial es nuestra responsabilidad desempeñar el rol que nos corresponde para minimizar el riesgo que el cambio climático plantea para el futuro de nuestro planeta, reconociendo que la transición hacia una economía baja en carbono es la única forma de garantizar el crecimiento económico sostenible y la prosperidad para todos”.

Por otro lado, APEDE se refirió a que se está a pocos días del inicio del quinto periodo de la Asamblea Nacional, este primero de julio y todos los ciudadanos deben estar pendientes de lo que se dé allí, los nuevos acuerdos que se entretejan en ese recinto legislativo y que no favorezca los mejores intereses del país.

Igualmente, el gremio empresarial volvió a reiterar su preocupación por el tema de la Caja de Seguro Social y que pronto esperan recibir algún reporte de su estado actual y la proyección actuarial.