Transición energética: tema ambiental y económico

Panamá, 16 de diciembre de 2020. El cliente ¿beneficiario final de la transición energética? fue la interrogante que abordó el X Foro de Energía de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa, APEDE, en el que expositores nacionales e internacionales pudieron ofrecer diversas perspectivas.

Para que la transición energética se concrete y el cambio climático no termine teniendo graves consecuencias, es necesario que se emprendan tanto acciones individuales como colectivas, así lo planteó Fernando Damonte, gerente de operaciones de QUANTUM América, durante su conferencia magistral “Modelos de Mercado y Diseño Tarifario en el Nuevo Paradigma del Sector Eléctrico».

Enfatizó Damonte que “la transición energética es una cuestión ambiental y económica. Hay que enfocarse en la sostenibilidad”. Explicó Damonte que el siguiente paso dentro de la transición energética debe ser involucrar a la red de distribución, en este sentido las distribuidoras cambian su modelo de negocio para transformarse en operadores de infraestructura.

Para establecer la energía renovable, y olvidar los fósiles, las redes de distribución deben ser inteligentes, se debe encontrar la forma de almacenar energía, se deben alcanzar a todos los hogares, y se debe ir moviendo al consumidor a ser un “prosumidor”, es decir un usuario activo que también produce energía y vende energía a sus vecinos.

En el ámbito nacional, Renza Samudio y Oscar García Cardoze abordaron las ocho propuestas iniciales de la Mesa de Alto Nivel para la reactivación del sector energético, entre ellas: revisar la política y estrategia del Estado relacionada con los subsidios, mejorar la competitividad de los precios de la electricidad, evaluar el desarrollo y ejecución de los proyectos de gas natural y fortalecer al regulador.

Mientras Dilka Escobar, subdirectora de la Dirección de Inversiones y Riesgos del Estado del MEF, explicó los aportes del Estado en subsidios eléctricos y su impacto en el presupuesto de la Nación. Señaló Escobar que en 2020 los subsidios eléctricos rondaron los $2,500 millones anuales, año en el que por la pandemia, se debió hacer una mayor inversión en subsidios eléctricos; sin embargo se espera que este monto disminuya a futuro.

Por su parte la presidente de APEDE, Elisa Suárez de Gómez, destacó que el sector energético es el motor central de la actividad económica de cualquier nación.

Este foro contó con expositores internacionales de Argentina, Brasil, Chile y Guatemala.