Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales recibe al equipo técnico del Ministerio de Ambiente, del Programa de Naciones Unidas

La Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales, presidida por Natalia Young, en reunión extraordinaria tuvo la oportunidad de recibir al equipo técnico del Ministerio de Ambiente, del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y de la Coalición de Países con Bosques Tropicales (CfRN por sus siglas en inglés) en donde se presentó del “Informe de Niveles de Referencia de Emisiones Forestales (INREF) Panamá”, es decir la línea base del país que le permitirán medir y reportar para posteriormente verificar por un tercero todas las emisiones y absorciones de gases efecto invernadero que se dan el sector forestal.

 

Con este informe presentado formalmente ante las Naciones Unidas el pasado 15 de enero como parte del cumplimiento de los compromisos en el marco de los compromisos ante la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC) y del Acuerdo de París; ahora se cuenta con un punto de referencia para medir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) causadas por la deforestación en el país y calcular la reducción de GEI lograda gracias a la conservación y gestión sostenible de los bosques. Los bosques son importantes sumideros de carbono, cuando se talan y destruyen, liberan importantes cantidades de GEI a la atmósfera.

 

Se trata de un documento de extraordinaria importancia y le permite al país tener un mejor entendimiento de como impactan las políticas económicas de desarrollo que tiene el país frente al manejo de nuestros recursos naturales orientado por las políticas ambientales.

 

Es importante resaltar que Panamá se convierte en el primer país en incorporar las cinco actividades para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en el sector forestal en el marco de la Alianza por el Millón de Hectáreas. Y el primer país que reporta las emisiones y absorciones de todas las actividades posibles que se dan dentro del sector forestal que incluye evitar emisiones provenientes de la deforestación y degradación forestal, el de conservar las reservas de carbonos principalmente en las áreas donde se tiene bosques maduros, las del manejo sostenible de bosques y la del aumento de almacenaje de carbono dadas por los proyectos como de reforestación, restauración de bosques y agroforestería entre otros.

 

El nivel de referencia mostró que el país está absorbiendo alrededor de 56 millones de tCO2e por año basado en un análisis histórico que hizo a partir de 2006 al 2015 y que a partir de 2016 se estarán midiendo para reportar el comportamiento de este sector y servirá posteriormente para diseñar la estrategia baja en carbono que se debe de construir antes de 2020. Se pudo conocer que la confección de este documento ha traído un impacto internacional ya que Panamá se convierte en el primer país en desarrollo de implementar la tecnología de Collect Earth para analizar año por año el cambio de uso de suelo del país y la misma ahora desea ser replicada por muchos países en desarrollo.

 

La APEDE reitera sus felicitaciones al Gobierno de Panamá y a MIAMBIENTE por este gran paso dado, donde además los actores clave (comunidades indígenas, comunidades forestales, sociedad civil, sector privado y ONG) puedan participar en un esquema de pagos por resultados en los próximos años podrá participar de este mecanismo de “pagos por desempeño por la captura de carbono forestal” y aquellos relacionados con nuevos esquemas para la obtención de recursos financieros complementarios, una vez MIAMBIENTE termine de confeccionar su sistema de Contabilidad y Registro de Gases Efecto Invernadero, que se espera esté listo a finales de este año.

 

Este trabajo realizado por MIAMBIENTE con el apoyo de organizaciones como el Banco Mundial, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Coalición de Naciones con Bosques Tropicales (CfRN, por sus siglas en inglés) y los Gobiernos de Italia y Noruega; sin duda representan un importante hito ambiental para Panamá en los avances que está dando el país del poder contar con un documento totalmente transparente, coherente, comparable, consistente y lo más exacto posible que de ahora en adelante le permitirá al país conocer el comportamiento en términos de emisiones y absorciones que se dan en el sector forestal.