APEDE: Se requiere plan inmediato de atención integral para reactivar la economía preservando la salud


Panamá, 30 de junio de 2020.   Panamá enfrenta un escenario de gran afectación a la salud pública con cifras récord de contagio y lamentables pérdidas de vidas humanas.  A ello se suma la crisis en nuestro sistema de salud donde la capacidad hospitalaria se va reduciendo en la medida que se incrementan los contagios, a la vez que el personal médico se encuentra fatigado y desmotivado por la falta de insumos suficientes para operar con la bioseguridad requerida.  Igualmente, la población se encuentra profundamente afectada por la pérdida de sus fuentes de ingresos y la incapacidad real de hacerle frente a sus requerimientos básicos. 
 
Ante ello, la APEDE expresa la necesidad de un liderazgo efectivo e integral por parte del Gobierno Nacional en los temas de salud, reactivación económica y laboral, y muestra preocupación por las denuncias por falta de transparencia y la gran incertidumbre que ha generado la abrupta separación de quienes lideraban las agendas de salud, desarrollo social y vivienda, así como los cambios en el equipo de asesores.
 
El país requiere de un plan de acción sanitario, social y económico inmediato que permita salvar vidas, proteger empleos y recuperar la economía. En este sentido, teniendo en cuenta que según datos estimados por la Contraloría General de la República el sector empresarial genera el 85% de las plazas de empleo del país, la APEDE propone la apertura segura por regiones y no por bloques para una interacción más efectiva entre las empresas, sus clientes y sus proveedores, así como un plan de atención integral sanitario y económico a contagiados y familiares en zonas vulnerables para controlar la transmisión de la enfermedad y el consecuente colapso del sistema de salud.
 
Desde la APEDE durante estas últimas semanas hemos presentado al país propuestas concretas a través de nuestras CADEs  y en alianza con los Centros de Competitividad Regionales, que son insumos importantes sobre cómo dinamizar la economía en cada región del país. Es por ello que exhortamos al Gobierno Nacional a que trabajemos en alianza público-privada en la activación de estos proyectos ya identificados, al igual que establezca un plan detallado de asistencia de emergencia, a través del sistema financiero, que viabilice acciones de reapertura y recuperación económica de los sectores y empresas más afectadas.
 
Reiteramos la necesidad de convocar a todas las fuerzas vivas del país – sector gubernamental, sector empresarial, sector laboral y sociedad civil organizada – para promover la construcción de un Pacto Nacional que permita en consenso desarrollar una estrategia a largo plazo para construir un nuevo país inclusivo, equitativo, productivo y sostenible.