COMUNICADO AL PAÍS

Al margen de las consideraciones que merecen las circunstancias en que se dieron ayer las declaraciones públicas del Lic. Ramón Fonseca Mora, en las que afirmó que el Presidente de la República recibió donaciones de la empresa Odebrecht y que se han dado injerencias indebidas entre los órganos del Estado, el hecho cierto es que esas declaraciones, resultan  graves, lo que  comprensiblemente, ha  generado una profunda y justificada preocupación en la ciudadanía.

Acusaciones tan graves ameritan una inmediata, expedita y exhaustiva investigación por parte de las autoridades competentes, a fin de que cumpliendo con los trámites legales, se recaben las pruebas que permitan esclarecer los hechos, conocer toda la verdad e imponer las sanciones correspondientes si es del caso.

Es necesario y urgente que las autoridades y el país den muestras fehacientes de su compromiso y voluntad firme de combatir a toda costa la corrupción.

APEDE considera que es su deber hacer un llamado a la clase política, servidores públicos y ciudadanía en general, para que impere la  gobernabilidad, la sensatez y que respetemos la institucionalidad democrática del país,  el Estado de Derecho, sin que ello implique impunidad e insta a las autoridades competentes a actuar en el presente caso de la manera más expedita, transparente y pública posible, siempre de conformidad con la ley, para generar el clima de confianza que la estabilidad democrática del país requiere en estos momentos.

APEDE seguirá  proactivamente su campaña de promover valores cívicos y de sugerir cambios legislativos que ayuden a combatir la corrupción y a fortalecer las instituciones democráticas, bajo el compromiso de “Detengamos la Corrupción”.