COMUNICADO AL PAÍS

Para APEDE, nuestra prioridad como panameños debe ser salvaguardar nuestro activo más importante que se cimenta en nuestra posición geográfica y que depende del Canal de Panamá.

Hemos blindado este recurso desde el marco constitucional y de acuerdo al artículo #315 se destaca que “El Canal de Panamá constituye un patrimonio inalienable de la Nación panameña; permanecerá abierto al tránsito pacífico e ininterrumpido de las naves de todas las naciones y su uso estará sujeto a los requisitos y condiciones que establezcan esta Constitución, la Ley y su Administración”.  Por lo que es inaceptable que se hayan interrumpidos las operaciones de la vía acuática y quienes lo hicieron deben enfrentar las consecuencias.

Esta acción es muy grave tanto para la economía como para la imagen y reputación del país a nivel internacionales.

Instamos a que se den las investigaciones correspondientes, se escuche a todas las partes involucradas, se tomen las medidas y se apliquen los correctivos ejemplares para que esto no vuelva a ocurrir.

Nuestros clientes del comercio marítimo mundial confían en nosotros y en que las operaciones del Canal de Panamá se darán de una manera segura, eficiente y continua, tal y como lo establece nuestra carta magna.

Descargar información aquí: