APEDE manifiesta preocupación ante intención de regular los descuentos en la educación particular

Desde la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa, APEDE, manifestamos preocupación sobre el anteproyecto de Ley 508 que “Regula el Porcentaje de Descuentos a las Escuelas y Universidades Particulares, si la Modalidad de Enseñanza es Virtual, Semipresencial y Presencial”, toda vez que pone en riesgo la calidad de la educación y atenta contra el principio de la libre empresa.

Este tipo de iniciativas legislativas quebrantarían la educación particular que ha contribuido enormemente con el desarrollo del país y cuya demanda ha crecido con los años en virtud del deterioro de la educación pública.

En la Exposición de Motivos del Anteproyecto, se cita parte del artículo 94 de la Constitución Nacional, lo que puede prestarse a una mala interpretación ya que sólo se lee que “el Estado podrá intervenir en los establecimientos docentes particulares para que se cumplan en ellos los fines nacionales” y omite el texto completo que continúa “y sociales de la cultura y de la formación intelectual, moral, cívica y física de los educandos”, por lo que no se puede interpretar que ese artículo de la Constitución faculte al Estado a intervenir las finanzas de los establecimientos docentes particulares; por el contrario, se constituiría en una flagrante intervención a la libre empresa y establecería un infortunado precedente de inseguridad jurídica a la inversión privada nacional y extranjera del país.

Por otro lado, indica la propuesta legislativa que “los costos de administración de una empresa particular no son los mismos generados por una empresa educativa a distancia”, aseveración subjetiva que no se sustenta en cifras comprobables, y que deja de lado varios temas fundamentales:  

• En medio de la virtualidad, las instituciones educativas han mantenido sus estructuras físicas para evitar su deterioro, y cumplido con los gastos de servicios básicos y compromisos financieros; estando así listos para cuando se regrese a las aulas.

• Han tenido que invertir en plataformas virtuales, licencias, ciberseguridad, entre otras adecuaciones.

• El rubro más alto de los gastos es la planilla, la cual no se ha reducido con una enseñanza virtual, muy por el contrario, ha implicado la capacitación y adecuación de tecnología en los hogares de los propios docentes.

Los centros de educación particular han identificado e implementado diversas fórmulas para lograr la viabilidad y calidad de la educación, por lo que proponemos el apoyo decidido del gobierno a este sector a través del diálogo a fin de encontrar más opciones encaminadas al beneficio de la educación y fundamentalmente de los estudiantes.

Finalmente, la educación es un derecho humano fundamental y herramienta clave para lograr un desarrollo sostenible; no podemos continuar privando de oportunidades educativas a nuestros niños y jóvenes. Urge que el Estado mejore la educación oficial de Panamá a fin de que la educación particular sea una opción y no una necesidad.

Desde APEDE continuaremos aportando ideas y apoyaremos toda iniciativa que se enfoque en garantizar un sistema educativo oficial de calidad, eficiente, inclusivo y acorde con las necesidades presentes y futuras de nuestro país.

Panamá, 7 de febrero 2021


Leave a Reply

Your email address will not be published.