Educación en Panamá, la estrategia de este sector ante el Covid-19

La Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (APEDE), junto a su presidenta Mercedes Eleta de Brenes y comisionados recibieron de manera virtual a S.E. Maruja Gorday de Villalobos, Ministra de Educación.

En el encuentro la Ministra Gorday manifestó que Panamá se encuentra en nueva perspectiva de emergencia educativa, por lo que el Ministerio de Educación (Meduca), preparó una estrategia en la que se desarrollan trabajos en conjunto con diversos equipos técnicos en educación, en los que participa el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI).

Noemí Castillo, Presidenta de la Comisión de Educación de APEDE, manifestó que la enseñanza es un tema prioritario para el país y el mundo. “Sabemos que estamos en un punto de oportunidad en el que se presenta un escenario nuevo, en que podemos convertir lo que se venía haciendo en
oportunidades mejores para el futuro. Es importante saber cómo se están preparando los niños y jóvenes en materia escolar para el regreso a las aulas, considerando las dificultades de sanitización y distanciamiento social”, sostuvo Castillo.

Contar con una plataforma accesible, de alcance y cobertura que llegue a todos los estudiantes y regiones de nuestro país es un recurso importante para garantizar la educación, sin embargo, según datos de estudios realizadas por el BID 4 de cada 10 jóvenes de escuelas públicas no cuentan con internet móvil o fijo; 7 de 10 no cuentan con una computadora, mientras que en el área comarcal 9 de cada 10 estudiantes no cuenta ni han tenido acceso a un ordenador. Por tanto, Meduca ha tenido que dar vuelta a la propuesta de plataforma virtual y arrancar paralelamente con otro formato.

La estrategia denominada ‘La Estrella de la Educación no se detiene’, consiste en dar respuestas efectivas a los estudiantes en situación de crisis por el virus durante y post emergencia. Abarca tres fases, la primera corresponde a los servicios educativos extracurriculares en el periodo de
aislamiento; la segunda comprende el restablecimiento del año escolar 2020 con una duración de siete meses, en que los estudiantes regresen gradualmente a sus escuelas y realicen trabajos desde casa, y una tercera fase, que incluye el desarrollo del año escolar 2021 con una duración de
nueve meses en los alumnos ya deben estar en las escuelas y ajustes ante cualquier interrupción.

Dentro de los objetivos de esta estrategia esta alcanzar el desarrollo educativo en el periodo que dure la suspensión a través de diferentes formatos, de modo que se pueda garantizar el derecho a la educación en un ambiente seguro, que evite el contagio y no ponga en riesgo la vida de estudiantes y docentes.