Los desafíos más apremiantes del sistema educativo panameño, fueron los temas tratados en el Foro de Educación de APEDE

Panamá 30 de enero de 2020. Los bajos niveles de los estudiantes en la capacidad lectora, los altos índices de fracaso escolar, la falta de capacitación de los docentes, deserción escolar y la ausencia de políticas púbicas, fueron algunos de los temas tratados en el Foro de Educación de APEDE.
La apertura del foro estuvo a cargo de la Ministra de Educación, Maruja Gorday de Villalobos, quien se refirió a la situación actual en el país, destacando aspectos preocupantes como que 7 de cada 10 estudiantes no pueden realizar un cálculo  matemático básico, y 4 de cada 10 alumnos no logran el nivel básico de lectura;| mientras que en las comarcas el 80% de niños de tercer grado no comprenden lo que leen, ni en su lengua natal ni en Español como su segunda lengua, entre otros vacíos. La ministra destacó como factor crítico la falta de formación de los docentes. “En los últimos 15 años, Panamá ha invertido unos 800 millones de dólares en capacitación, pero hace falta un acompañamiento del docente en el aula de clases”, aclaró.
Por su parte Mercedes Eleta de Brenes, Presidenta de APEDE, sostuvo que en esta asociación estánpreocupados por la calidad de educación y por los resultados que se han obtenido en las diferentes pruebas nacionales e internacionales, por el número de estudiantes fracasados reprobados y la deserción escolar. “Realmente para poder generar un desarrollo sostenible y seguir teniendo un país de ingreso medio, nosotros necesitamos con urgencia mejorar la calidad y pertinencia de la educación”, finalizó. Otro expositor de este foro fue Horacio Alvarez, especialista en educación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), quien también enfatizó en el vacío que tenemos en la educación inicial y recomendó ubicar a los mejores docentes en los grados iniciales y en escuelas que tengan mayor vunerabilidad, también invertir  en primera infancia, que es donde veremos el mayor retorno y reforzar la formación de los docentes.
Noemí Castillo, Presidenta de la Comisión de Educación de APEDE fue la responsable de ofrecer las conclusiones del foro, entre las que destacó el  gran costo que representa “no hacer nada” para mejorar la calidad de la educación. “Nosotros tenemos que poner atención a niños y jóvenes porque son el relevo de las generaciones futuras y una educación de calidad es un compromiso de todos: docentes, padres de familia, sector privado y sociedad en general, esa es nuestra responsabilidad social”, concluyó.